En la obra de René Serreau titulada “Hegel y el Hegelianismo”, publicado por primera en Francia en 1962, se analiza los antecedentes, los temas esenciales que la caracterizan y la influencia del pensamiento de Hegel en seis temáticas: 1. Los antecedentes del hegelianismo y los principios directores del sistema, 2. Los temas esenciales del sistema hegeliano, 3. El problema religioso y la escisión de la escuela hegeliana, 4. El problema político: de Hegel a Marx, 5. El hegelianismo en Europa en el siglo XIX, y 6. Hegel y el pensamiento contemporáneo.

El pensamiento de Hegel se desarrolla principalmente en sus escritos, los cuales publicó en vida cuatro obras: “Diferencia entre los sistemas de Fichte y Schelling” en julio de 1801, “La fenomenología del espíritu” en octubre de 1806, “La ciencia de la lógica” en 1816, y “La Enciclopedia de las ciencias filosóficas” en 1817. Después de su muerte fueron publicados sus manuscritos, artículos y notas que utilizaba en cursos, en las obras: “Filosofía de la Historia”, “Filosofía del Derecho”, “Estética”, “Filosofía de la Religión”, “Historia de la Filosofía”, “Propedeútica”, “Cartas”, y “Curso de Jena”. De ellas, Serreau considera que las obras accesibles para iniciarse en el pensamiento de Hegel son: “Estética”, la “Filosofía de la Historia” y la “Historia de la Filosofía”, las cuales resumen en sus primeras páginas los grandes lineamientos del sistema.

Las obras accesibles para iniciarse en el pensamiento de Hegel son: “Estética”, la “Filosofía de la Historia” y la “Historia de la Filosofía”, las cuales resumen en sus primeras páginas los grandes lineamientos del sistema.

En cuanto a los antecedentes del pensamiento dialéctico de Hegel, Serreau menciona las ideas de Kant, Platón, Heráclito, Proclo y Boehme.

La doctrina del Espíritu en Kant

Hegel es considerado integrante del grupo de los postkantianos, junto con Fichte y Schelling, es decir, su filosofía se desarrolla a partir de las enseñanzas de Kant. Sin embargo, mientras el criticismo kantiano desemboca en una solución agnóstica o relativista del problema del conocimiento: nada puede demostrarse en el terreno del absoluto, solo puede adoptarse creencias, por el contrario, las doctrinas poskantianas representan un dogmatismo más radical a lo rechazado por Kant. Para la comprensión de esta distinción, Serreau recuerda algunos puntos esenciales de la doctrina de Kant, en el que distingue en el espíritu:

  1. la sensibilidad, que recibe a través de las formas del espacio y del timepo las sensaciones debidas a la acción que ejercen sobre nosotros realidades independientes de nuestro espíritu: las cosas en sí (númenos) que los considera Kant como incognoscibles.
  2. El entendimiento, que sintetiza los materiales de la intuición sensible mediante el uso de las categorias (p.e. la idea de causa) ligadas a los principios del entendimiento puro (p.e. el principio de causalidad).
  3. La razón, facultad de síntesis suprema que, al apoyarse sobre los principios del entendimiento, construye ideas trascendentales (sobrepasa el cuadro de la experiencia para alcanzar lo absoluto: p.e. Dios, la causa primera)

Hegel conservará esta distinción entre entendimiento y razón pero otorgándole un sentido diferente.  Mientras para Kant el entendimiento en el mundo de los fenómenos puede constituir una ciencia válida y la razón fracase por construir una metafísica, para Hegel el saber del entendimiento no es sino una forma inferior del conocimiento: la del científico que no es filosofo, o aun la de los antiguos metafísicos. Por el contrario, la razón, tal como la concibe, nos permite alcanzar el conocimiento más elevado, nos permite alcanzar verdaderamente el absoluto.

La dialéctica hegeliana

Para Hegel lo que el entendimiento separa y opone, la razón lo une en una totalidad concreta. Resuleve los contrarios en una sintesis superior, y reconduce las difernecias a la identidad, no abstracta (vacía de contenido) sino una identidad concreta que contiene, plantea y desenvuelve en sí misma sus diferenciaciones interiores. Ésta es la esencia de la dialéctica, tal como la entnedió Hegel. Todo progresa en las cosas como en el espíritu, por contradicciones que se resuelven cada vez en sintesis, de las que surgen nuevas contradicciones. este desenvolvimiento que pasa de un estado pobre y abstracto a un estado enriquecido y concreto. El progreso dialectico de dos ideas que son los momentos de una tercera idea que contiene a las dos primeras y las eleva a una unidad superior, tiene su vehiculo en lo negativo. Lo negativo es la antítesis de donde nace la contradicción, la cual se suprime por negación de la negación al ser absorbida en una totalidad más alta (expresada en la famosa triada: tesis, antítesis, síntesis; utilizados por Kant y Fichte y pocas veces por Hegel).

La doctrina hegeliana es un filosofía de lo concreto entendida como “lo que se acrecienta por el desarrollo del conjunto de sus partes, como un vegetal en crecimiento”. El trabajo del pensamiento lógico comprende así tres momentos: 1. el momento abstracto, el del entendimiento que aísla las determinaciones; 2. el momento propiamente dialéctico, el de la razón negativa en la que surge la contradicción; 3. el momento especulativo, el de la razón positiva por la que se eleva a la síntesis. Este momento de la unidad se llama especulativo porque el concepto se reconoce en los objetos como en un espejo.

Los antecedentes de la dialéctica hegeliana

La dialéctica de Hegel reviste todos los aspectos con los cuales se había presentado en su época. 1. Entiende a la dialéctica como procedimiento de pensar, como lo desarrolla Platón, Zenon de Elea y los sofistas. 2. Pero Hegel no solo entiende la dialéctica como ley del pensamiento sino en especial como la ley del ser,como lo entendía Heráclito, quien fue el primero en enseñar que el ser y la nada se identifican en el devenir, que todo está en movimiento, todo cambia, todo fluye. 3. Por último, entiende a la dialéctica en un sentido místico, en que la unidad absoluta e inefable que se desenvuelve todo en triadas en que cada una de las cuales revela un o de los aspectos de la causa primera y superinteligible, siguiendo a Proclo y a Jakob Bochme.

Serreau Rene (1993) Hegel y El Hegelianismo by Carlos Zafra Flores on Scribd

https://www.scribd.com/embeds/233302178/content?start_page=1&view_mode=scroll&access_key=key-J7dH76mw5blJgehLSkMa&show_recommendations=true

Anuncios